Funcionamiento impresora 3D

Impresora 3D Barcelona - Hotend

Hoy en el Blog de MakerShopBcn, tu tienda de impresoras 3D en Barcelona, hablaremos sobre el funcionamiento de la impresora 3D. En los pasados post nos hemos centrado en materiales, noticias o recambios. Por ello, queríamos dedicar un post especial al funcionamiento de nuestro objeto de estudio, la impresora 3D.

Empecemos mencionando que se le llama impresión por ser un proceso convencional de impresión. Si con nuestra impresora de tinta imprimiésemos varias veces un mismo texto sobre el mismo papel, al final cada una de las letras impresas tendría un cierto relieve. La explicación es que a medida que imprimiésemos, la tinta iría haciendo capas sobrepuestas.

En el caso de la impresora 3D, al utilizar generalmente plástico como elemento de impresión, puede desarrollar prototipos en tres dimensiones. Dichos prototipos son diseñados previamente en un ordenador con el soporte del correspondiente software. Entre otros, podemos utilizar programas como Photoshop, ZBrush o 3DMax, entre otros.

Tanto los materiales como los consejos para utilizar un programa u otro, podéis encontrarlos en las tiendas de impresoras 3D en Barcelona.

Una vez disponemos del diseño, podemos proceder a su impresión 3D. El procedimiento es el siguiente, el filamento se introduce en la cabeza de la impresora, siendo calentado y dirigido en forma líquida hacía el exterior. En el momento de ser expulsado, el filamento pasa por una boquilla de líneas finas, solidificando el filamento utilizado.

Con el fin de obtener las tres dimensiones mencionadas, la impresora 3D es compuesta por una cabeza que dirige el filamento. Dicha cabeza dispone de cuatro direcciones de movimiento, izquierda, derecha, delante y atrás. El filamento irá depositándose sobre la denominada cama (base de impresión), la cual tiene un movimiento bidireccional (hacía arriba y hacía abajo)

La tendencia del mercado en cuanto a impresoras 3D se refiere es positiva. Las aplicaciones y usos son muy generalistas, pudiendo ser utilizadas tanto por profesionales, particulares o incluso niños. La oferta de la que dispone el usuario es cada vez mayor, encontramos tiendas de impresoras 3D a pie de calle. Un ejemplo es MakerShopBcn, una tienda de impresoras 3D en Barcelona, abierta al público para cualquier tipo de consulta referente al mundo de la impresora 3D.

Como sucede siempre que aparece un producto nuevo en el mercado, debe pasar cierto tiempo hasta que la masa crítica lo consuma. A partir de ese momento, la demanda de un producto crece, de modo que se augura que sucederá lo mismo con la impresora 3D. Hecho que se acentúa si sus usos derivan en beneficios sociales, como el ejemplo comentado en el post Impresora 3D y medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.